Recomendaciones Nutricionales

Todos los miembros de la familia deben formar parte de estas recomendaciones y cada miembro será un apoyo para la niña o niño.
  • Establecer tiempos de comida con sus respectivos horarios donde se considere las actividades de los niños y de la familia.
  • Ofrecer diariamente frutas y vegetales. Lo ideal es que consuman 5 porciones al día entre ambos grupos de alimentos.
  • Animar a nuestros hijos a consumir agua durante todo el día. Preferir esta bebida ante cualquiera otra opción. Agua pura o bebidas con poca azúcar. No se recomienda el consumo de jugos de frutas en niños menores de un año, no poseen fibra, no producen sensación de saciedad y aumentan el riesgo de obesidad luego del año de vida.
  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas como gaseosas o jugos.
  • Fomentar la actividad física todos los días durante al menos 30 minutos. Buscar actividades que al niño le gusten o que se puedan realizar en familia.
  • Limitar el uso de la tecnología a no más de dos horas al día. Se recomienda que los niños menores de dos años no utilicen aparatos electrónicos.
  • Disminuir la cantidad de aceite, mantequilla o manteca que se utiliza para cocinar, con solo engrasar parrilla que las frituras.
  • Reducir el consumo de alimentos altos en azúcar como dulces, chocolates, postres, repostería y helados.
  • Solicitar ayuda de un profesional para lograr una educación nutricional adecuada y de esta forma iniciar con buenos hábitos de alimentación.
  • Nunca dar al niño medicamentos o suplementos si no son prescritos por un profesional en la salud.
  • No ofrecer nunca los alimentos como un castigo o premio.
  • Ofrecer alimentos altos en fibra como las lentejas, garbanzos, frijoles y productos integrales, ayuda a mejorar el tránsito intestinal.
  • Cuidar la presentación y cocción de los alimentos, es importante ofrecer a los niños preparaciones divertidas y creativas.
  • Vigilar las meriendas que se consumen y venta de alimentos en las sodas escolares.
  • Vigilar el tamaño de las porciones que se ofrecen a los menores.
  • Evitar las comidas “chatarra” por ejemplo, papitas fritas, dulces.
  • Todo niño que llegue a la edad de 5 años en sobrepeso u obesidad, tienen un mayor riesgo de ser obeso en la vida adulta.
  • Involucrar a la niña o niño en la compra y preparación de los alimentos. Es una buena forma para que elijan las frutas y vegetales que les gustaría comer y fomentar su consumo.
  • Respetar la señal de saciedad de los niños. No forzarlos a terminarse toda la comida si ya se sienten satisfechos.

Ver lista completa de recomendaciones

Psicológicas

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on tumblr